The Spanish Blog Free Spanish Courses

Home       Group       Subscribe

Joaquín Sabina songs and lyrics

 

Listen to Joaquín Sabina songs and lyrics and watch videos of Joaquín Sabina interviews. Joaquín Sabina is a popular Spanish singer-songwriter from Jaén in Spain. Do you like the songs? What do you think the lyrics are about? Can you understand the interviews? Please let us know in the comments below

Songs

Lyrics

Por el boulevar de los sueños rotos
En el bulevar de los sueños rotos vive una dama de poncho rojo
Pelo de plata y carne morena
Mestiza ardiente de lengua libre, gata valiente de piel de tigre
Con voz de rayo de luna llena

Por el bulevar de los sueños rotos pasan de largo los terremotos
Y hay un tequila por cada duda
Cuando Agustín se sienta al piano, Diego Rivera, lápiz en mano
Dibuja a Frida Kahlo desnuda

Se escapó de cárcel de amor, de un delirio de alcohol
De mil noches en vela
Se dejó el corazón en Madrid, quien supiera reír
Como llora Chavela

Por el bulevar de los sueños rotos desconsolados van los devotos
De San Antonio pidiendo besos
Ponme la mano aquí Macorina, rezan tus fieles por las cantinas
Paloma Negra de los excesos.

Por el bulevar de los sueños rotos moja una lágrima antiguas fotos
Y una canción se burla del miedo
Las amarguras no son amargas cuando las canta Chavela Vargas
Y las escribe un tal José Alfredo

Pongamos que hablo de Madrid
Allá donde se cruzan los caminos
Donde el mar no se puede concebir
Donde regresa siempre el fugitivo
Pongamos que hablo de Madrid

Donde el deseo viaja en ascensores
Un agujero queda para mí
Que me dejo la vida en sus rincones

Las niñas ya no quieren ser princesas
Y a los niños les da por perseguir
El mar dentro de un vaso de ginebra

Los pájaros visitan al psiquiatra
Las estrellas se olvidan de salir
La muerte pasa en ambulancias blancas

El sol es una estufa de butano
La vida un metro a punto de partir
Hay una jeringa en el lavabo

Cuando la muerte venga a visitarme
No me despiertes, déjame dormir
Aquí he vivido, aquí quiero quedarme

19 Días Y 500 Noches
Lo nuestro duró
Lo que duran dos peces de hielo en un güisqui on the rocks
En vez de fingir, o, estrellarme una copa de celos, le dio por reír
De pronto me vi, como un perro de nadie, ladrando, a las puertas del cielo
Me dejó un neceser con agravios, la miel en los labios
Y escarcha en el pelo

Tenían razón, mis amantes en eso de que, antes, el malo era yo
Con una excepción, esta vez, yo quería quererla querer y ella no
Así que se fue, me dejó el corazón en los huesos y yo de rodillas
Desde el taxi, y, haciendo un exceso, me tiró dos besos… uno por mejilla

Y regresé a la maldición del cajón sin su ropa
A la perdición de los bares de copas
A las cenicientas de saldo y esquina, y, por esas ventas del fino Laina
Pagando las cuentas de gente sin alma
Que pierde la calma con la cocaína
Volviéndome loco, derrochando la bolsa y la vida la fuí
Poco a poco, dando por perdida

Y eso que yo, paro no agobiar con flores a María
Para no asediarla con mi antología de sábanas frías y alcobas vacías
Para no comprarla con bisutería, ni ser el fantoche que va, en romería
Con la cofradía del Santo Reproche, tanto la quería
Que, tardé, en aprender a olvidarla, diecinueve días y quinientas noches

Dijo hola y adiós, y, el portazo, sonó como un signo de interrogación
Sospecho que, así, se vengaba, a través del olvido, Cupido de mi
No pido perdón, ¿para qué? si me va a perdonar, porque ya no le importa
Siempre tuvo la frente muy alta, la lengua muy larga y la falda muy corta

Me abandonó, como se abandonan los zapatos viejos
Destrozó el cristal de mis gafas de lejos, sacó del espejo, su vivo retrato
Y, fui, tan torero, por los callejones del juego y el vino
Que, ayer, el portero, me echó del casino de Torrelodones
Qué pena tan grande, negaría el Santo Sacramento
En el mismo momento que ella me lo mande

Y eso que yo, paro no agobiar con flores a María
Para no asediarla con mi antología de sábanas frías y alcobas vacías
Para no comprarla con bisutería, ni ser el fantoche que va, en romería
Con la cofradía del Santo Reproche, tanto la quería
Que, tardé, en aprender a olvidarla, diecinueve días y quinientas noches

La canción más hermosa del mundo
yo tenía un botón sin ojal, un gusano de seda,
medio par de zapatos de clown y un alma en almoneda,
una hispano olivetti con caries, un tren con retraso,
un carné del Atleti, una cara de culo de vaso,

un colegio de pago, un compás, una mesa camilla,
una nuez, o bocado de Adán, menos una costilla,
una bici diabética, un cúmulo, un cirro, una strato,
un camello del rey Baltasar, una gata sin gato,

mi Annie Hall, mi Gioconda, mi Wendy, las damas primero,
mi Cantinflas, mi Bola de Nieve, mis tres Mosqueteros,
mi Tintín, mi yo-yo, mi azulete, mi siete de copas,
el zaguán donde te desnudé sin quitarte la ropa.

mi escondite, mi clave de sol, mi reloj de pulsera,
una lámpara de Alí Babá dentro de una chistera,
no sabía que la primavera duraba un segundo,
yo quería escribir la canción más hermosa del mundo.

les presento a mi abuelo bastardo, a mi esposa soltera,
al padrino que me apadrinó en la legión extranjera,
a mi hermano gemelo, patrón de la merca ambulante,
a Simbad el marino que tuvo un sobrino cantante,

al putón de mi prima Carlota y su perro salchicha,
a mi chupa de cota de mallas contra la desdicha,
mariposas que cazan en sueños los niños con granos
cuando sueñan que abrazan a Venus de Milo sin manos.

me libré de los tontos por ciento, del cuento del bisnes,
dando clases en una academia de cantos de cisne,
con Simón de Cirene hice un tour por el monte Calvario,
¿qué harías tú si Adelita se fuera con un comisario?

frente al cabo de poca esperanza arrié mi bandera,
si me pierdo de vista esperadme en la lista de espera,
heredé una botella de ron de un clochard moribundo,
olvidé la lección a la vuelta de un coma profundo.

nunca pude cantar de un tirón
la canción de las babas del mar, del relámpago en vena,
de las lágrimas para llorar cuando valga la pena,
de la página encinta en el vientre de un bloc trotamundos,
de la gota de tinta en el himno de los iracundos.

yo quería escribir la canción más hermosa del mundo.

Lo niego todo
Ni ángel con alas negras
Ni profeta del vicio
Ni héroe en las barricadas
Ni ocupa, ni esquirol
Ni rey de los suburbios
Ni flor del precipicio
Ni cantante de orquesta
Ni el Dylan español

Ni el abajo firmante
Ni vendedor de humo
Ni juglar del asfalto
Ni rojo de salón
Ni escondo la pasión
Ni la perfumo
Ni he quemado mis naves
Ni sé pedir perdón

Lo niego todo
Aquellos polvos y estos lodos,
Lo niego todo
Incluso la verdad

La leyenda del suicida
Y la del bala perdida
La del santo de oro
Si me cuentas mi vida,
Lo niego todo.

El tiburón de Hacienda
Confiscador de bienes
Me ha cerrado la tienda,
Me ha robado el mes de abril.

Si es para hacerme daño
Sé lo que me conviene
He defraudado a todos,
Empezando por mí.

Ni soy un libro abierto
Ni quién tú te imaginas
Lloro con las más cursis
Películas de amor

Me echaron de los bares
Que usaba de oficina
Y una venus latina
Me dio la extrema unción.

Lo niego todo
Aquellos polvos y estos lodos,
Lo niego todo
Incluso la verdad

La leyenda del suicida
Y la del bala perdida
La del santo de oro
Si me cuentas mi vida,
Lo niego todo.

Lo niego todo
Aquellos polvos y estos lodos,
Lo niego todo
Incluso la verdad

La leyenda del suicida
Y la del bala perdida
La del santo de oro
Si me cuentas mi vida,
Lo niego todo.

Interviews

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest