Select Page

This lesson is part of the Advanced Spanish Video Course

In this Advanced Spanish video lesson we will analyse all of the possible positions for Spanish adjectives. There will be two Spanish video lessons in total on the topic, this is the first video in the series.

The most common position for Spanish adjectives is after the noun that they describe. This, however, is not the only possible correct position for Spanish adjectives. There are other options that you may not be aware of, or you may have seen in books or heard in conversation, but not been entirely sure when and how to use. In these two Spanish video lessons I aim to clear up all of your doubts and get you using Spanish adjectives like a native Spanish speaker.

I hope very much that you are enjoying this Advanced Spanish Video Course. This is lesson 37 so far. Please click here to catch up on all the other lessons..

Lesson notes:

Vamos a ver por qué a veces en español ponemos el adjetivo calificativo delante del nombre que describe (por ejemplo, un pequeño barco en lugar de un barco pequeño).

Cuando comenzasteis a estudiar español, seguro que vuestro profesor, o profesora, os dijo que la posición del adjetivo es siempre detrás del nombre. Por ejemplo: Yo tengo ojos marrones, Mi hermano tiene un perro muy pequeño, etc. Siempre detrás del nombre, sin excepción.

Pero a lo largo del tiempo, leyendo textos en español en libros, periódicos, revistas… posiblemente os habéis dado cuenta de que muchas veces los adjetivos van delante del nombre. Esto no es un problema a la hora de entender un texto, pero debéis conocer la razón para poder escribir vuestros propios textos correctamente. La verdad es que cuando hablamos la mayoría de las veces el adjetivo va detrás, pero cuando escribimos, muchas veces lo ponemos delante.

Bien, existen dos tipos de adjetivos calificativos: los especificativos y los explicativos.

El adjetivo especificativo:

La persona que habla usa el adjetivo para seleccionar un objeto entre un conjunto de objetos al que pertenece. El adjetivo es imprescindible, sin él la frase no tendría un sentido completo. Este tipo de adjetivo va siempre después del nombre. Vamos a ver unos ejemplos:

Imagina que estás en una tienda probándote chaquetas. Te has probado una roja, otra negra y otra gris. Si dices “Me voy a llevar la chaqueta gris”, el adjetivo “gris” es especificativo.

O imagina que te invitan a tomar algo en la casa de un amigo y te ofrecen algo de comer. Hay bocadillos grandes y pequeños. Puedes decir “prefiero un bocadillo pequeño” y aquí el adjetivo “pequeño” es especificativo.

También puedo decir “Ana se ha comprado un coche elegante”, o lo que es lo mismo, no optó por comprarse uno vulgar o feo. “Carlos lleva pantalones cortos”, estoy especificando que no son largos.

El adjetivo explicativo: (También se le puede llamar “epíteto”)

Es explicativo el adjetivo que expresa cualidades del nombre al que acompaña. No es imprescindible, la frase podría tener sentido sin él. Puede ir delante o detrás del nombre indistintamente, pero normalmente lo usamos detrás cuando hablamos y aparece delante más frecuentemente en textos escritos. Se usa como recurso poético.

Por ejemplo: “La blanca nieve cae sobre las montañas”, aquí blanca es obvio, no es necesario, o “Era un hombre muy alto y robusto. El fuerte hombre abrió la puerta” Aquí también es explicativo porque ya hemos dicho que el hombre era fuerte en la frase anterior.

Subscribe to our newsletter

 

 

Join our mailing list to receive the latest news and updates from The Spanish Blog.

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest