Download the complete Spanish courses

 
 
 
 
 
 
 

Use the player below to listen to the Spanish audio:

In Spanish:

España estuvo bajo control árabe islámico desde el año 711 hasta 1492. La Reconquista cristiana comenzó en el año 718 con la Batalla de Covadunga en Asturias, en el norte, y fue ganando impulso hasta que, en 1130, había sido reconquistada la mitad de Iberia. El dominio musulmán en Cuenca llegó a su fin en 1177 y durante los siglos siguientes, la ciudad gozó de gran prosperidad, gracias a la industria textil y a la ganadería. La gran catedral de Cuenca fue construida durante este período, en un estilo anglo-normando por muchos trabajadores franceses (ya que la esposa de Alfonso VIII era francesa) y Cuenca estaba en auge.

Durante el siglo XVIII la industria textil entró en declive en Cuenca, sobre todo cuando Carlos IV prohibió esta actividad en Cuenca con el fin de evitar la competencia con La Real Fábrica de Tapices, lo que afectó a la economía de Cuenca gravemente. La guerra de la independencia contra las tropas de Napoleón fue lo siguiente y la ciudad sufrió una terrible destrucción y la crisis se acentuó. La ciudad perdió mucha de su población y sólo la llegada de los ferrocarriles en el siglo XIX, junto con la industria de la madera, permitió a Cuenca mantenerse a flote. En 1874, durante la Tercera Guerra Carlista, Cuenca fue tomada por las tropas carlistas y la ciudad sufrió grandes daños, una vez más.

Las primeras décadas del siglo XX fueron turbulentas en Cuenca como en otras regiones de España debido a la Guerra Civil Española y Cuenca fue parte de la “Zona roja” republicana. Fue tomada en 1938 por las tropas del general Franco y la pobreza era generalizada en las zonas rurales. Durante la posguerra toda la región cayó en una extrema pobreza, lo que animó a muchas personas a emigrar a regiones más prósperas como el País Vasco y Cataluña, incluso al extranjero a países como Alemania. A finales del siglo XX se produjo un crecimiento moderado de la población y la economía, debido principalmente a un creciente sector del turismo y las mejoras en las comunicaciones por carretera y tren.

In English:

Spain was under Moorish Islamic control between 711 until 1492. The Christian “Reconquista” began in 718 with the Battle of Covadunga in Asturias in the north and it steadily gained momentum until, by 1130, half of Iberia had been reconquered. Muslim rule in Cuenca came to an end in 1177 and during the next few centuries the city enjoyed great prosperity, thanks to textile manufacturing and livestock farming. The great Cuenca cathedral was built during this period, in an Anglo-Norman style with many French workers (since Alfonso VIII’s wife was French) and Cuenca was booming.

During the 18th century Cuenca’s textile industry declined, especially when Carlos IV forbade this activity in Cuenca in order to prevent competition with the “Real Fábrica de Tapices” (The Royal Tapestry Factory) and this hit Cuenca’s economy hard. The war of independence against Napoleon’s troops followed and the city suffered terrible destruction and the crisis deepened. The city lost a lot of its population and only the arrival of railroads in the 19th century, together with the timber industry, enabled Cuenca to stay afloat. In 1874, during the Third Carlist War, Cuenca was taken over by Carlist troops and the city suffered great damage once again.

The first decades of the 20th century were as turbulent in Cuenca as in other regions of Spain due to the Spanish Civil War and Cuenca was part of the republican “Zona roja” zone. It was taken in 1938 by General Franco’s troops and poverty was widespread in rural areas. During the post-war period the whole region fell into extreme poverty, causing many people to migrate to more prosperous regions such as the Basque Country and Catalonia, even abroad to countries such as Germany. The latter part of the twentieth century saw moderate growth in population and economy, mainly due to a growing tourism sector and improvements in road and train communications.

Pin It on Pinterest